Microbiota

La disbiosis, el abuso de fármacos o una alimentación desequilibrada favorecen la aparición de la permeabilidad intestinal.

Inicio » Salud Digestiva » Microbiota

 

MICROBIOTA

La microbiota es el conjunto de microorganismos (bacterias, arqueas, eucariotas y virus) que viven en asociación con nuestro organismo. Se puede hablar de diferentes tipologías o categorías de microbiotas según la zona del cuerpo a la que hagamos referencia. Así, existe una microbiota intestinal, una microbiota vaginal o una microbiota epitelial.

La microbiota se relaciona con un buen estado de salud, con el funcionamiento del sistema inmunitario y con algunas patologías como enfermedades autoinmunes, alergias, EII, obesidad, etc.

Hay que tener en cuenta que la microbiota se puede modificar por la dieta, el estilo de vida o, incluso, por el uso de antibióticos.

Cuando existe una alteración de la microbiota hablamos de Disbiosis o alteración cuantitativa y/o cualitativa de la microbiota. Esta alteración puede presentarse como un aumento de microorganismos perjudiciales, una disminución en el número de bacterias necesarias o un desequilibrio del ecosistema.

La disbiosis y las agresiones a la mucosa intestinal, como el abuso de fármacos o una alimentación desequilibrada, pueden contribuir al a separación de los enterocitos y la aparición de inflamación, lo que favorece la permeabilidad intestinal.

Esta alteración de la permeabilidad intestinal provoca hinchazón abdominal, diarreas, estreñimiento, intolerancias alimentarias o histaminosis, siendo la antesala de patologías autoinmunes y degenerativas.

 

Entre las alteraciones más comunes de las microbiota podemos encontrar las que te mostramos a continuación:

  • “SOBRECRECIMIENTO BACTERIANO” O SIBO. Se trata de un crecimiento excesivo de bacterias en el intestino delgado. Entre las causas del sobrecrecimiento bacteriano está la baja producción de ácido por el estómago, provocado por el uso prolongado de fármacos como inhibidores de la bomba de protones (omeoprazol), o la gastritis atrófica. Otras causas son un enlentecimiento de la motilidad intestinal, la deficiencia de inmunoglobulina(IgA), el alcoholismo o el síndrome de intestino irritable.
    La sintomatología del SIBO se caracteriza por distensión abdominal, gases, diarrea o estreñimiento, reflujo, pérdida de peso y cansancio.El tratamiento pasa por una alimentación baja en FODMAPs, que ayude a reestablecer el equilibrio en la microbiota, junto con terapia antibiótica a través de medicación o con fitoterapia.
  • CANDIDIASIS: La Candida es una levadura presente en nuestro organismo, y concretamente en la piel, aparato digestivo y genitourinario. Vive en equilibrio con el resto de microorganismos que componen la microbiota, pero un crecimiento excesivo de estas levaduras puede provocar la aparición de esta enfermedad.
    Entre los factores que favorecen el crecimiento excesivo de Candidas está el exceso de azúcares y la falta de nutrientes en la alimentación, el uso de antibióticos, la disminución de las secreciones gástricas o el estrés.La sintomatología de la Candidiasis es muy variada, presentado síntomas digestivos, como diarrea y/o estreñimiento, ardor o distensión abdominal, y síntomas  extra digestivos, como dolor de cabeza, fatiga, deseo de comer dulce, picor anal, insomnio, etc.El tratamiento de la candidiasis requiere una modificación de la alimentación y hábitos de vida, fundamentales para el éxito del mismo. Hay que tener en cuenta que una de las principales causas de este desequilibrio es una alimentación basada en comidas procesadas y azúcares refinados, de ahí la importancia de establecer una alimentación que ayude a restaurar el equilibrio de la microbiota.
  • HELICOBACTER PILORY: es la bacteria que presenta una mayor prevalencia en infecciones digestivas, afectando al 60% de la población.
    La infección por H. pilory produce una inflamación del estómago que desencadena la aparición de gastritis crónica. Esta infección es la principal causa de úlcera gastroduodenal.Los síntomas no siempre son intensos y no afectan por igual a todas las personas afectadas. A veces se limitan solo a molestias gástricas y digestiones pesadas, lo que conduce a un diagnóstico de dispepsia funcional. El H. pilory está muy relacionado con la Histaminosis, ya que un porcentaje alto de pacientes con síntomas histamínicos están infectados por Helicobacter. Esta relación se explica por el daño que produce dicha bacteria a nivel de la mucosa digestiva y las variaciones que genera en el ph corporal. Por tanto, cuando hay síntomas histamínicos será preciso descartar la presencia de Helicobacter pilory.

Microbiota

Sobrecrecimiento bacteriano (SIBO), candidiasis, Helicobacterpilory, son algunas de las alteraciones más comunes de la microbiota.

Últimas publicaciones del blog

Mis publicacionesTalleres y eventos
julio 2, 2020

WEBINAR PATOLOGÍA INFLAMATORIA

Si no pudiste asistir a la Webinar sobre Patología Inflamatoria, puedes verla en el canal…
Talleres y eventos
junio 17, 2020

WEBINAR PATOLOGÍA INFLAMATORIA

La inflamación puede ser aguda (cuando nos hacemos un esguince o nos damos un golpe),…
Mis publicaciones
abril 16, 2020

CUIDA TU SISTEMA DIGESTIVO

Síntomas como la distensión abdominal, los gases, el estreñimiento, las digestiones lentas y pesadas, la…
Mis publicaciones
marzo 14, 2020

CORONAVIRUS